Colegio
Alfonso Cravioto

En la actualidad, los niños y adolescentes pasan cada vez más tiempo conectados a internet. Esto puede ser una gran oportunidad para aprender, divertirse y relacionarse con otros, pero también conlleva ciertos riesgos. El control parental es una herramienta que permite a los padres y madres supervisar y controlar el uso de internet de sus hijos. A través de esta herramienta, se pueden restringir el acceso a contenido inapropiado, establecer límites de tiempo de pantalla y monitorear la actividad en línea.

¿Cuáles son los beneficios del control parental?

El control parental puede ayudar a proteger a los niños y adolescentes de los siguientes riesgos:

¿Cómo funciona el control parental?

El control parental funciona de diferentes maneras. Algunas herramientas bloquean el acceso a sitios web o aplicaciones específicos. Otras permiten a los padres monitorear la actividad en línea de sus hijos, como el historial de navegación, las aplicaciones que utilizan y las personas con las que se comunican.

¿Qué tipos de control parental existen?

Existen diferentes tipos disponibles, tanto gratuitos como de pago. Algunas opciones son:

¿Cómo elegir el control parental adecuado?

Al elegir un control parental, es importante considerar las siguientes características:

¿Cómo hablar con tus hijos sobre el mismo?

Es importante hablar con tus hijos sobre el control parental antes de instalarlo. Explícales que es una herramienta para protegerlos y que no es una forma de controlarlos.

También puedes hablar con tus hijos sobre el uso seguro de internet. Enséñales a identificar el contenido inapropiado y a protegerse del acoso cibernético.

El control parental es una herramienta importante para proteger a los niños y adolescentes de los riesgos del internet. Sin embargo, es importante recordar que el control parental no es una solución mágica. Es importante hablar con tus hijos sobre el uso seguro de internet y educarlos sobre los riesgos que existen. Conoce más temas como este en nuestro Bloc Cravioto aquí.